Translate

sábado, 22 de enero de 2011

Artículo nº 29. Electricidad, demanda y consumo.(Un repaso a los centros productores de electricidad y su protagonismo a lo largo del día)

Una característica peculiar de la energía eléctrica es que no se puede almacenar hay que consumirla según se produce.

Debido a ello es muy importante que los responsables de la energía eléctrica en el país planifiquen la demanda de consumo eléctrico que va a tener España a lo largo del día.

Para ello se utiliza la llamada curva de demanda que simplemente nos dice los watios que se van a consumir en las distintas horas del día.

La curva empieza a las diez de la noche con un máximo de consumo debido principalmente a la iluminación de todas las calles y viviendas del país, y al consumo de los aires acondicionados y calefacciones según la estación.

A partir de esa hora y hasta las 5 de la mañana va descendiendo el consumo según nos vamos retirando todos los españoles a dormir, siendo todavía aproximadamente la mitad que el máximo.

Desde esa hora y hasta un máximo que se produce a las 12 de la mañana, se va despertando el país y va empezando a consumirse electricidad hasta esa hora en la que la industria y oficinas están en plena actividad.

El paso del máximo de las 12 de la mañana al de las 10 de la noche se suele producir a través de un valle que coincide con las 3 o 4 de la tarde cuando estamos comiendo, no trabajamos, es de día, no hay que encender la luz y muchos están en los atascos volviendo a sus casas y sin consumir electricidad.

Para cubrir esta demanda las centrales eléctricas se clasifican por su flexibilidad a “encenderse” o “apagarse”, así las nucleares son las mas rígidas porque la reacción nuclear que se produce en sus reactores no se puede parar ni avivar, también rígidas pero de una producción casi testimonial, aunque todo suma, son las centrales hidroeléctricas continuas asociadas a arroyos de alta montaña donde el caudal del propio arroyo mueve las turbinas que producen la energía eléctrica, son realmente como los antiguos molinos.

Los modernos molinos o aerogeneradores que vemos desde las carreteras, son flexibles en su desconexión puesto que se pueden dejar las hélices en un giro loco sin conexión al generador, pero dependen  su funcionamiento de que haya viento suficiente por lo cual son secundarias y complementarias, colaboran pero según sople o no el viento.

Las centrales que sirven para regular el camino del mínimo consumo al máximo son las térmicas en las que se quema carbón, fuel o gas para producir el vapor que mueva las turbinas, para esto se aumenta o disminuye la potencia de las calderas.

Y las estrellas de la regulación son las centrales hidroeléctricas de salto de agua, donde para producir electricidad solo hay que “abrir” o “cerrar” el grifo del embalse.

De todo esto se deduce que nucleares no gracias, es pura utopia, las energías alternativas son complementarias pero en la sociedad industrial en la que vivimos, las nucleares y las térmicas son imprescindibles, sino  tendríamos que volver a las velas o a las antorchas de la edad media.

La curva de demanda y consumo diaria se puede ver en el siguiente enlace de REE.

https://demanda.ree.es/demanda.html


Si ha sido interesante conocer un poco la electricidad lee La mosca atormentada y descubriras con ella los misterios de la física.
http://miscircuitosdeslot.blogspot.com/2011/01/la-mosca-atormentadaun-cuento-en-el-que.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada